Blog

6 Momentos estratégicos en una empresa para solicitar un crédito empresarial

6 Momentos estratégicos en una empresa para solicitar un crédito empresarial

Fecha: 19-11-2018

Sabemos que el crédito para empresas está evolucionando mucho en nuestro país y que hoy en día es relativamente sencillo encontrar un producto financiero adaptado a las necesidades de cualquier negocio, ya sea que esté apenas por aperturar, o que lleve algunos años operando. 

Sin embargo, a veces es difícil para los empresarios y para los emprendedores determinar cuándo es el momento ideal para pedir un préstamo a negocio, por eso hoy te hablaremos de seis momentos estratégicos en los que le conviene aplicar a un préstamo para tu empresa. 


1: Al tener desarrollado el plan de negocios de tu PyME

Los créditos para emprendedores permiten que personas con ideas de negocio viables cuenten con el capital que necesitan para crear su empresa y echarla a andar. Si es tu caso y lo que estás buscando es financiamiento para arrancar, comienza a comparar tus opciones de crédito justo después de que tengas claro y bien estructurado tu modelo y plan de negocio y cuánto dinero necesitas para comenzar a operar

Hacerlo antes impedirá que tengas buenos argumentos para conseguir tu préstamo, y postergarlo demasiado provocará que se retrase tu apertura.

2: Cuando quieres aprovechar una oportunidad de inversión

Otro momento ideal para solicitar un préstamo empresarial es cuando se te presenta la oportunidad de invertir en maquinaria, equipo de cómputo o insumos para tu operación a un precio más bajo de lo normal. Considera cuánto te vas a ahorrar en la adquisición del producto y resta de esa cantidad los intereses que pagarías por el préstamo para que te hagas una idea clara de cuánto dinero estarías ahorrando realmente.

Obviamente, para determinar que sí te conviene pedir un préstamo en estas circunstancias, las ganancias o el ahorro que represente dicha inversión emergente, tienen que ser superiores a los intereses que termines pagando. Recuerda que hay créditos empresariales especializados para compra de maquinaria y equipo que te dan mejores condiciones y además son deducibles de impuestos. 

3: Cuando necesitas capital de trabajo para concretar un proyecto

Muchas veces a las empresas pequeñas o medianas les llega la oportunidad de aceptar proyectos que exceden su capacidad de producción actual. En estos casos, el crédito para capital de trabajo es ideal porque además puedes justificar ante la entidad financiera que se trata de una inversión con un gran nivel de seguridad y obtener así excelentes condiciones de pago.

4: Cuando unificar varias deudas en una disminuye la tasa de interés

Solicitar un crédito para pagar otras deudas no siempre es una buena idea, a menos que sea un hecho que al hacerlo vas a terminar pagando menos intereses. Muchas veces cuando sumas la cantidad de intereses y los plazos de las deudas que estás pagando, te das cuenta de que liquidarlas y pagar un solo crédito empresarial es más barato a la larga. 

Lo que no debes hacer nunca es adquirir un crédito empresarial para pagar mensualidades de otras deudas. Recuerda, liquida (siempre y cuando no te penalicen) y trata de pagar una sola mensualidad. 

5: Cuando quieres expandirte a nivel internacional

Cuando comienzas a exportar tus productos, te das cuenta de que, aunque estás expandiendo tu negocio, los ciclos de pago de clientes pueden hacerse mucho más largos. En estos casos, utilizar un crédito para negocios te ayuda a “adelantarte” pagos seguros sin necesidad de que tu operación diaria resulte afectada. 

Considera que solicitar un préstamo en estas condiciones es solo buena idea cuando el pago que estás esperando efectivamente está asegurado, aunque tarde más tiempo de lo normal. 

6: Cuando quieres construir un historial crediticio 

Finalmente, aunque tu negocio vaya viento en popa y realmente no necesites un crédito empresarial para mantener un buen flujo de efectivo, no está de más que busques la manera de aprovechar los beneficios del crédito empresarial, aunque sea solo para construir un buen historial crediticio y posteriormente tener acceso a mejores opciones de financiamiento.

Si este es el caso, comienza con créditos pequeños y especializados que te permitan invertir poco a poco en maquinaria más moderna o quizá en la adquisición de un bien mediante un crédito hipotecario para PyME


En Limitum, tenemos la misión de ayudar a las empresas pequeñas y medianas a comparar entre decenas de alternativas de crédito, para que identifiquen y elijan la mejor alternativa de acuerdo a sus necesidades y capacidad de pago.

Nuestra asesoría es completamente gratuita, transparente e imparcial. Acércate a nosotros y deja que, como a muchas otras empresas, también te ayudemos a ti a crecer. 

Volver al blog