Blog

6 puntos estratégicos para presentar tu proyecto y que obtenga financiamiento más rápido

6 puntos estratégicos para presentar tu proyecto y que obtenga financiamiento más rápido

Fecha: 07-06-2018


Como emprendedor, puedes tener excelentes ideas de negocio y propuestas de valor muy viables. Sin embargo, con gran frecuencia no llegan a concretarse porque la presentación de la idea no es lo suficientemente persuasiva y atractiva como para convencer a otros de invertir dinero en tu proyecto.

Sin importar que estés buscando financiamiento por parte de una institución, un inversionista particular o un programa de gobierno para emprendedores, es importante que sepas cómo exponer tu plan de negocios para que transmitas el entusiasmo y la confianza que tienes en tu proyecto.

Considera los siguientes seis elementos clave de tu presentación:

1.- Idea de negocio

Una idea de negocio, para ser viable, necesita ser innovadora, contar con mercado objetivo y poseer valor agregado que la diferencie de la competencia. Además, considerando el impacto de las tecnologías actuales, es importante que sea digitalizable, o sea, que el usuario pueda interactuar con el producto o servicio por medio de una App. La inmensa mayoría de los negocios rentables hoy en día cumplen estas características.   

2.- Estudio de mercado

Antes de explicar la propuesta de valor, es importante que expongas los resultados de tu estudio de mercado. Este debe seguir una metodología clara y determinar de manera confiable quién es el público objetivo y cuáles son sus principales datos sociodemográficos, quién es la competencia y qué es lo que ofrece, qué quieren los consumidores potenciales y cuánto están dispuestos a invertir en el producto.

Un estudio de mercado bien hecho le da mucha seriedad a un proyecto y facilita mucho que instituciones e inversionistas decidan financiarlo.

3.- Propuesta de valor

Tu propuesta de valor es, dentro de tu idea de negocio, qué es lo que tú ofreces que la competencia existente no. Es importante porque la propuesta o las propuestas de valor son las que finalmente van a lograr que el consumidor se decida por tu producto o servicio y no por otro. Puedes enfocarla a la calidad, al costo, a la exclusividad, a la atención, a la innovación, etc.

4.- Modelo de negocio

En esta parte, es necesario condensar y sintetizar todo el mapa logístico de tu operación. O sea, el qué, cómo, cuándo y dónde. Debes incluir, por ejemplo, los productos que vas a ofrecer y la materia prima que piensas utilizar, las herramientas, maquinaria o personal que necesitas, la forma de distribución, etc.

También deberás integrar aquí el plan de marketing de la empresa, y justificar las acciones de mercadeo que tomarás de acuerdo con su alcance y pertinencia según el público objetivo.

Aunque el modelo de negocio y cómo lo plasmes en papel depende sólo de ti, no pierdas de vista que esquematizar la información en diagramas de flujo y recursos similares siempre es buena idea. Tu objetivo es que el inversionista se de cuenta de que sabes lo que haces.

5.- Plan de inversión

Básicamente, es la sección en la que indicas cuánta inversión requieres y para qué vas a destinarla. Considera el capital de inversión, los gastos de organización y de incorporación, los sueldos, los gastos operativos y hasta el flujo de caja.

Jamás trates de recortar números pensando que así va a ser más fácil conseguir un préstamo. Lo único que lograrás será quedarte sin recursos a la mitad del arranque. Es preferible que tengas una suma realista y con buen margen. Si tu proyecto está bien estructurado, el monto de la inversión, aunque sea elevado, no debería ser un impedimento para conseguirla.

6.- Retorno de inversión

Hay muchos tipos de financiamiento. Desde los préstamos con pagos mensuales, pasando por el capital de riesgo hasta la alianza con un socio inversionista. Cada uno de ellos implica esquemas de pago distintos. Dependiendo de la fuente de financiamiento que estés buscando, tienes que explicarle al inversionista o a la institución financiera cómo vas a pagar el préstamo o qué benéficos obtendrá al apostar por tu negocio, siempre basándote en predicciones realistas de acuerdo modelo de negocio y el plan de inversión.


En Limitum, ponemos a tu alcance una de las herramientas comparativas más completas para que elijas la fuente de financiamiento que más te convenga en una amplia gama de productos financieros, desde crédito hipotecario empresarial hasta leasing y arrendamiento financiero. Acércate a nosotros para tomar la mejor decisión, te apoyamos de forma gratuita a lo largo de todo el proceso.

Volver al blog