Blog

Cómo calcular el costo total de un financiamiento empresarial

Cómo calcular el costo total de un financiamiento empresarial

Fecha: 23-10-2018

Adquirir un financiamiento empresarial o cualquier otro tipo de préstamo, equivale a comprar la disposición temporal de cierta cantidad de efectivo. Podríamos decir que se trata de una renta de dinero. Del mismo modo que cuando rentas una casa pagas mes a mes por el derecho a ocuparla, cuando pides préstamos a negocios tienes que pagar una tasa de interés mensual, con la diferencia de que además tienes que ir cubriendo una parte del monto que te prestaron.

Por eso el costo total de un crédito siempre es mayor que la cantidad que te presta la entidad financiera. Este costo de “renta” de esa cantidad se denomina interés, pero no es el único que debes considerar al momento de calcular cuánto en total vas a pagar por un préstamo para tu negocio.

Veamos algunos de los conceptos con los que debes familiarizarte para poder tomar una decisión bien informada al momento de gestionar un crédito PyME:


Costo Anual Promedio

El CAT es el Costo Anual Promedio de un producto financiero. O sea, que ya engloba, en teoría, todos los costos a los que está sujeto. Aunque es un dato muy útil que en México las entidades financieras están obligadas a manejar de forma transparente, no deja de ser un porcentaje que puede variar dependiendo de muchos factores, como que la tasa de interés sea variable y no fija, o que incumplas algunos de tus pagos.

Por poner un ejemplo, si pides un préstamo a empresa de cien mil pesos a doce meses con un CAT de 42%, y todo sale conforme a lo esperado, terminarás pagando, aproximadamente, ciento cuarenta y dos mil pesos.

Obviamente, mientras menor sea el CAT, mejor. Considera que los préstamos a corto plazo tienden a tener un CAT proporcional más alto que los préstamos a negocio que se estructuran con plazos de pago más flexibles.


Tasa de interés

La tasa de interés el porcentaje extra que tendrás que pagar sobre el monto del crédito, y básicamente es el costo en el que se basa todo el modelo de negocio de los prestamistas. Para seguir con el mismo ejemplo anterior, imaginemos que, independientemente del CAT, tu préstamo maneja una Tasa de interés del 36% anual. Entonces, tienes que cubrir 12 pagos de $8,333, más un 3% de interés mensual (36/12), equivalente a $3,000.


Primas de seguros

La mayoría de los créditos, ya sean hipotecarios, automotrices o empresariales, incluyen entre sus costos el pago de una prima de riesgo que permite amortizar el impacto de que algo no vaya bien. Se trata de una inversión inteligente porque un seguro puede representar la diferencia entre recuperarte de un imprevisto o endeudarte demasiado.  


Estudio de crédito o comisión de estudio 

Es el importe que cobran los bancos por la averiguación que tienen que hacer en las centrales de riesgo antes de determinar si es o no viable otorgar un crédito. Por lo general el costo de estos estudios no tiene tanto que ver con el monto del préstamo a empresas que se esté solicitando, más bien con la destinación que tendrá el dinero.

Por lo general, las entidades financieras que más cobran por este servicio también tienen tasas de interés más bajas, pero no es una regla escrita. De cualquier modo, es importante que consideres este monto dentro del CAT total para comparar entre créditos, pues uno con mayor costo de estudio crediticio a la larga podría ser más económico.


Comisión por apertura

No todas las entidades financieras manejan comisión por apertura, sin embargo, sí es un costo frecuente en el financiamiento a empresas.  Es una comisión adicional que por lo general se destina, en parte, a pagar la comisión del ejecutivo de cuenta que gestionó el crédito.


Costos de morosidad

Esperemos que nunca te tengas que enfrentar a ellos, pero en el caso de que sí, es mejor que los conozcas. Hay cuatro etapas de cobranza cuando un cliente incumple su pago. Las primeras dos son administrativas y no generan costos de cobranza como tal, pero a partir de la tercera etapa, entre el primer y el tercer mes de mora, comienzan a cobrarse honorario de cobranza que pueden llegar hasta el 23% de la deuda total.

Además, considera que, si incumples con un pago, el interés se considera sobre la mensualidad o mensualidades no pagadas, pero también sobre los intereses, por lo que van acumulándose. Muchos bancos manejan intereses adicionales en casos de incumplimiento.


Comisión por modificaciones o penalización por cancelación

La comisión por modificaciones es un importe adicional que te cobra el prestamista si, una vez firmadas las condiciones del crédito, quieres hacer un cambio, por ejemplo, en el plazo de las mensualidades o el monto del préstamo.

Por otra parte, si decides liquidar el crédito antes de lo acordado, estarías haciéndole perder al banco cierto número de mensualidades de interés, por lo cual probablemente se te cobre una penalización.


Como puedes ver, existen varios costos adicionales vinculados con la gestión de préstamo empresarial. Por suerte, en Limitum te ayudamos a que compares entre decenas de alternativas y te asesoramos durante todo el proceso para que tomes la mejor decisión.

Volver al blog