Blog

¿Cómo disminuir costos al arrancar con tu emprendimiento? 12 tips de ahorro

¿Cómo disminuir costos al arrancar con tu emprendimiento? 12 tips de ahorro

Fecha: 24-09-2018

Poner una empresa no es sencillo, principalmente porque implica muchísimo esfuerzo y los costos iniciales pueden llegar a ser agobiantes. Todo emprendimiento requiere de algún tipo de inversión que puede variar desde unos miles de pesos hasta cifras de seis ceros, y es muy frecuente que los proyectos se vengan abajo a la mitad del arranque porque se termina la liquidez.

Para que no te suceda ni excedas tu capacidad de endeudamiento, hemos preparado 12 consejos que te permitirán ahorrar presupuesto y recursos antes, durante y después de abrir tu empresa. Toma nota y arranca con el pie derecho.

1.- Busca financiamiento económico y flexible 

La mayoría de los emprendedores recurren a créditos empresariales o personales para poner su empresa. Si bien anteriormente acceder a un préstamo para negocio era toda una aventura burocrática, hoy existen más alternativas que nunca para que puedas financiar tu idea. Pero no todos los créditos son iguales, así que el primer paso para ahorrar es investigar entre los distintos tipos de créditos para empresas cuál o cuáles son los que mejor se adaptan a tus necesidades.

Por ejemplo, existen créditos empresariales especiales para hipotecas, compra de maquinaria y leasing, entre otros. Compara siempre cuál es el costo total de un crédito empresarial y las condiciones de pago para que elijas el trato más justo.  Si estás perdido entre las cientos de alternativas disponibles, acércate a Limitum. Nosotros te ayudamos a encontrar el mejor crédito PyME disponible para ti y a gestionar todo el proceso sin costo alguno.

2.- Contrata un gestor de trámites

Puede parecer un gasto adicional, pero la verdad es que todo el tiempo, gasolina y disgustos que vas a ahorrarte contratando un gestor para que te asesore con los trámites correspondientes a la apertura de tu negocio, bien superan lo que puedas pagarle de honorarios.

Acércate a una persona con experiencia en el giro y buena reputación para que se encargue de que inicies operando con toda la documentación en regla.

3.- Define bien tu organigrama y tu diagrama de flujo

Tener claros tus procesos y las responsabilidades de cada uno de los miembros de tu equipo es la mejor manera de no desperdiciar personal ni recursos. En lugar de seguir una filosofía de “prueba y error”, inicia desde el primer día con todo bien establecido, incluidas las tareas que debe cubrir cada uno de tus empleados y la manera en que se optimizarán los procesos, tiempos y materias primas.

4.- Asegúrate

Otro rubro que a primera vista parece un gasto adicional, pero no lo es. Contratar seguros en caso de robo o siniestro te protege frente a cualquier eventualidad, lo cual es muy importante sobre todo durante el primer año, cuando el equilibrio del negocio aún es precario. Y aunque los contratamos esperando no tener que usarlos, pueden representar la diferencia entre tener que cerrar por un imprevisto y tener la posibilidad de seguir operando.

5.- Deduce impuestos

No te olvides de tener claro y en regla tu régimen fiscal para que puedas deducir absolutamente todos los gastos que te sean posibles. Sobre todo, durante el primer año en el que hay que hacer varios gastos deducibles, es posible que al final del periodo Hacienda hasta te regrese dinero. Pide factura de todo y lleva un buen control.

6.- Leasing

Si vas a requerir algún tipo de maquinaria para arrancar con tu negocio, considera adquirirla en un plan de arrendamiento financiero. De esta manera no tendrás que desembolsar todo el importe del equipo en una sola exhibición y además tendrás la oportunidad de conservarlo a un precio módico al final del contrato, o adquirir un modelo más reciente si el tuyo ya está quedando obsoleto.

7.- Compara proveedores

Evita comprar equipo y materia prima con distribuidores secundarios y procura siempre acercarte con los fabricantes. Compara bien todo el abanico posible de proveedores para que tengas clara la relación costo-beneficios-calidad antes de hacer cualquier compra. Considera que las primeras opciones que llegan a nosotros son las que más se publicitan, y no por ello son las mejores o las más baratas.

8.- Maquinaria seminueva y de segunda mano

Considerando que dos de cada tres negocios cierran durante su primer año de operación, es lógico que exista un montón de maquinaria y mobiliario seminuevo en liquidación. Determina qué herramientas o mobiliario puedes adquirir de segunda mano, pero en buen estado, y aprovecha las ventas en línea para adquirirlos a muy bajo costo. Eso sí, puede que ya no tengan garantía.

9.-Software de gestión y CRM

Automatizar la administración y la logística de tu negocio es un gasto mucho menos agresivo que contratar a todo el personal que necesitarías para llevar las cosas manualmente. Averigua qué software especializado en tu giro existe y qué ventajas puede brindarte. Normalmente, contratar un CRM integral te permite eficientar procesos en áreas tan diversas como contabilidad, ventas y almacén, y, por tanto, ahorrar en personal, tiempo y recursos.

10.- Equipos ahorradores

El gasto energético del día a día en tu negocio es algo que también puedes amortiguar apostando por equipos ahorradores, como refrigeradores, maquinaria, reguladores e incluso detalles tan sencillos como los focos. Además, ayudas a disminuir la huella medioambiental de tu empresa.

11.- Plan de telefonía e Internet

Un buen plan de telefonía e Internet que cubra todas tus necesidades de llamadas y datos puede no parecer económico, pero a la larga es mucho más barato que contratar “de a poquitos” e ir escalando el servicio continuamente porque siempre se queda corto. Busca un plan diseñado para negocios y trata de aprovecharlo al máximo.

12.- Terceriza con freelancers

Finalmente, seguramente hay muchas actividades de diseño, sistemas, programación, marketing, contabilidad y demás para las cuales no necesitas personal de planta. Identifica todas las tareas que puedes delegarle a un freelancer y en la medida de lo posible arma un equipo de trabajo remoto con colaboradores confiables pero eventuales. Existen plataformas en línea en las que puedes publicar un proyecto, establecer un rango de presupuesto y dejar que sean los frelancers los que te hagan propuestas para que tú simplemente elijas la mejor.


En Limitum queremos que arranques tu negocio con todas las posibilidades de éxito. Por eso te ayudamos a comparar entre decenas de alternativas de financiamiento, y además te asesoramos a lo largo de todo el proceso de gestión, de manera transparente y sin ningún costo.

Volver al blog