Blog

Crédito hipotecario para PyME´s

Crédito hipotecario para PyME´s

Fecha: 15-05-2018

El crédito hipotecario para PyMEs es un concepto con el que muchos no estamos familiarizados. Normalmente, cuando pensamos en crédito de este tipo, lo primero que nos viene a la mente es la solicitud de un préstamo personal en el que ofrecemos, como garantía, el bien inmueble para cuya compra solicitamos, precisamente, el crédito. Pero en las últimas décadas, el rápido crecimiento de las PyMEs ha promovió que dicho modelo crediticio se amplíe para abarcar también la posibilidad de ofrecer hipotecas a las empresas en expansión.

¿Cuáles son las ventajas de las hipotecas empresariales?

La ventaja de este modelo es que al ofrecer una garantía hipotecaria se agilizan bastante los tiempos de los trámites para un préstamo empresarial, ya que los requisitos que debe cubrir el solicitante tienden a ser más asequibles y el papeleo menos engorroso. Un crédito hipotecario empresarial puede resolverse en lapsos tan breves como las 78 horas, dependiendo de la institución.

Ofrecer un bien inmueble como garantía, que puede ser incluso la vivienda del solicitante siempre y cuando cuente con uso de suelo y sea la base de operaciones de la empresa, permite obtener un monto máximo hasta del 90% del valor de este y plazos de financiamiento por hasta diez años. Adicionalmente, las tasas de interés del crédito hipotecario para PyMEs son más bajas en relación con otros productos crediticios, y por lo general oscilan entre el 10% y el 13% anual.

No se requieren más que las escrituras del inmueble y no se fiscaliza el destino del importe del préstamo, a diferencia de otros tipos de créditos empresariales que sí deben destinarse a determinadas adquisiciones específicas. Hay que considerar que la propiedad queda gravada durante todo el préstamo, o sea, no puede venderse ni traspasarse.

Finalmente, la hipoteca empresarial tiene algunas ventajas fiscales en relación con el arrendamiento, por ejemplo, que es más fácil deducirla y, si se trata de pagos congelados, no subirá cada año, como tiende a suceder con el arrendamiento.

¿Cómo elegir un crédito hipotecario para mi empresa?

Con las hipotecas empresariales, así como con cualquier otro tipo de producto financiero, es importante comparar varias alternativas y leer con atención la letra chica, que puede incluir gastos de apertura, de anualidad o revalidación, que, aunados a la tasa de interés, elevan considerablemente el monto final que deberemos pagar.

Por eso, es recomendable que siempre hagas el cálculo total de lo que pagarás si cubres tus mensualidades en tiempo y forma, incluyendo absolutamente todos los costos, y lo compares con el importe del préstamo. Así te darás una idea objetiva de cuánto te va a costar en realidad. Opta siempre por tasas de interés fijas y asesórate con un experto, pues se trata de tu patrimonio.

Si por alguna razón no puedes pagar las mensualidades de tu crédito, la gran mayoría de las instituciones financieras están dispuestas a negociarlo y reestructurarlo antes de proceder a incautar el inmueble. Sin embargo, si algo así llegase a suceder, el banco debe regresarte el % diferencial de lo que ya le pagaste.

Para qué sirve un crédito hipotecario empresarial

  • Adquisición de:
  • Activo fijo
  • Maquinaria
  • Ampliaciones
  • Costos de producción
  • Pago de pasivos
  • Adquirir locales y naves de producción bajo esquema hipotecario


En Limitum, queremos ayudarte a elegir la mejor alternativa en productos financieros. Por ello somos una Fintech que te permite comparar cientos de entidades en distintos tipos de créditos. Si tu empresa necesita un impulso económico, nosotros te ayudamos a encontrar al mejor proveedor de crédito de manera fácil y transparente.

Volver al blog