Blog

¿Créditos para negocio? Los 5 errores que necesitas evitar

¿Créditos para negocio? Los 5 errores que necesitas evitar

Fecha: 11-07-2018

El crédito PyME es una opción excelente para echar a andar tu emprendimiento o para imprimirle a tu empresa el flujo de efectivo que necesita para crecer. Sin embargo, aunque los créditos para negocios suelen ser una alternativa inteligente, existe una serie de errores típicos que cometen quienes los administran y pueden tener consecuencias funestas.

Si ya estás comenzando a gestionar tu crédito, identifica bien los errores más comunes para que puedas controlarlos y evitar problemas a largo plazo.

1. Mezclar finanzas y gastos personales con préstamos para negocios 

Pedir a título personal dinero que utilizarás para tu empresa y viceversa es una pésima idea, no sólo porque los créditos personales y los créditos para PyMes son muy distintos en cuanto a cláusulas, flexibilidad de pagos y tasas de interés, también porque al hacerlo es fácil terminar confundiendo unos gastos con otros y perder el control de las dos cuentas, con resultados caóticos para tus finanzas.

Considera que para solicitar el préstamo que necesitas para invertir en tu negocio, éste primero debe estar debidamente constituido en actas. A nivel administrativo es muy es distinto que pidas un préstamo para ti, a que seas el representante legal de una empresa a la que se le otorgó un crédito.

2. No usar un crédito especializado

Hoy en día existen en el mercado productos financieros muy especializados y cuyas particularidades se adaptan mejor a proyectos específicos que las de los créditos tradicionales. Para invertir en maquinaria o adquirir una nave comercial te conviene más crédito leasing o hipotecario, por ejemplo, y si lo que necesitas es efectivo disponible para manejar los gastos corrientes de la empresa que liquidarás a fin de mes, una línea de crédito podría ser mejor alternativa. Pero, por el contrario, usar una línea de crédito de este tipo para inversiones grandes podría dejarte con una deuda impagable.

3. No comparar ni analizar a fondo las opciones

No te dejes llevar por la primera oferta que te hagan. Considera que las opciones de préstamos a PyMEs son muchísimas y la competencia las obliga a ofrecerte beneficios adicionales de todo tipo, pero para encontrarlos tienes que tomarte el tiempo de comparar la mayor cantidad de alternativas posible.

Por suerte, en Limitum puedes hacerlo de la manera más sencilla, ya que con llenar un simple formulario nosotros nos encargamos de comparar por ti entre decenas de opciones, para que identifiques la que mejor se adapta a tus necesidades.

4. No respetar el objetivo del crédito 

Con el dinero en la mano, es fácil dejarnos llevar por la tentación de gastar una parte en cosas que no teníamos contempladas, pero es de vital importancia que te apegues a la inversión que habías considerado en un inicio. Nunca olvides que estás pagando una cantidad considerable de intereses por ese dinero, por eso cada centavo que dejes ir tienes que estar destinado a un gasto cuyo retorno de inversión tengas muy claro.

5. No tener un plan de emergencia 

Antes de adquirir un crédito, tienes que tener claro que pueden pasar tres cosas: en el mejor de los casos, tu retorno de inversión es mejor del que esperabas y puedes liquidar el préstamo de forma anticipada. En el siguiente panorama, todo sale de acuerdo al plan y pagas en tiempo y forma hasta el final. En el tercer caso, las cosas no arrancan tan rápido como previste y necesitas algo más de tiempo para terminar de pagar el crédito.

Tienes qué hacerte siempre las preguntas siguientes:

¿La institución financiera me penaliza por pago anticipado? ¿Qué planes de reestructuración me ofrecen, de ser necesario? ¿Cuánto más terminaré pagando en intereses si me retraso en determinada cantidad de mensualidades? ¿Puedo permitirme un fondo de emergencia para cubrir los gastos en mese flojos?

En resumen, ten listo el plan de acción para que, pase lo que pase, puedas resolverlo a tiempo y no endeudarte de más.


En Limitum sabemos que el éxito de tu empresa nos beneficia a todos, porque promueve la economía nacional y genera fuentes de empleo. Por eso queremos ayudarte a crecer y a consolidarte en el mercado, y para ello te ofrecemos la mejor comparativa de tus alternativas crediticias. Acércate a nosotros y descubre por qué nuestra atención es la mejor.



Volver al blog