Blog

Créditos para PyMEs ¿Cuál me conviene más y por qué?

Créditos para PyMEs ¿Cuál me conviene más y por qué?

Fecha: 18-07-2018

Si estás en búsqueda del crédito para tu PyME que más te convenga, probablemente ya sabes que la oferta actual de préstamos para negocios es tan extensa que puede llegar a ser confusa. Muchos emprendedores optan por el crédito PyME tradicional sin saber que existen alternativas más especializadas, diseñadas exactamente para el tipo de inversión que van a realizar y que por lo tanto salen más económicas a largo plazo.

Sin importar que necesites comprar maquinaria, adquirir una nave comercial, liberar gastos corrientes o adquirir efectivo inmediato, en Limitum te ayudamos a comparar entre decenas de créditos para negocios, de manera completamente transparente y gratuita, para que te asegures de elegir el más conveniente. Antes de elegir el tipo de producto financiero que necesitas, hazte la siguiente pregunta:


¿Para qué necesito solicitar mi crédito PyME?


R= Necesito un préstamo para cubrir varios tipos de inversiones para arrancar o crecer, desde maquinaria hasta renta de local y pago de salarios

Crédito simple: Seguramente ya estás familiarizado con este tipo de préstamos. Tú le pides una cantidad determinada al banco y la entidad financiera evalúa la viabilidad de la inversión y te pide determinados requisitos. Aunque dispones de cierta libertad para decidir en qué vas a invertir el dinero, por lo general se te pide un plan de negocio en donde especifiques para qué vas a utilizar el recurso. Por lo general, la tasa de interés oscila entre el 7% y el 9%.

En el caso de las empresas que apenas están iniciando, existen varias alternativas de préstamos para PyME diseñadas para arrancar, que por lo general incluyen asesoría especializada.


R= Necesito adquirir un local propio o una nave comercial 

Crédito hipotecario para empresas: En este caso, te conviene buscar un crédito hipotecario para Pymes. Funcionan de manera muy similar a los créditos hipotecarios para particulares, pero los planes de pago y las tasas de interés se ajustan al proyecto particular de tu negocio, y tiene la enorme ventaja de que al mediar un bien en garantía los trámites y el proceso en general tiende a ser más ágil que con otros tipos de créditos para empresas. Las tasas de interés en este tipo de créditos pueden ir del 10% al 13% anual.


R= Necesito comprar equipo y maquinaria

Arrendamiento puro y arrendamiento financiero: También conocido como leasing, es una alternativa que te permite adquirir maquinaria en esquema de renta y en el caso del arrendamiento financiero, te da la opción de adquirirla por un precio módico al final del contrato. Es un modelo especialmente útil para las empresas que necesitan mantener actualizada toda su maquinaria, y tiene la gran ventaja de ser 100% deducible a nivel fiscal y de que no pagas intereses adicionales al costo del servicio.


R= Necesito una línea de crédito para gastos corrientes

Crédito revolvente: Funciona igual que una línea de crédito personal, sólo que al ser para empresa el monto disponible tiende a ser mayor. Este tipo de créditos funcionan bien si vas a usarlos para gastos corrientes que puedes cubrir al corte, pero no para inversiones grandes pues la tasa de interés en pagos diferidos puede llegar hasta el 15% o más.


R= Necesito liquidez inmediata para mi empresa

Factoraje: El factoraje no es un préstamo como tal, aunque se incluye en la lista de productos financieros a los que puedes recurrir para obtener capital. Implica que cedas los derechos de tus facturas por cobrar a una institución a cambio de un porcentaje de la cantidad total que esos cobros representan. Es una alternativa útil si tienes varios clientes que van a pagarte a mediano y largo plazo y necesitas liquidez inmediata, pero considera que el monto que terminarás cediendo puede ser incluso más alto que el del interés en el crédito revolvente, dependiendo del plazo y la capacidad de pago de tu deudor.


R= Necesito invertir en maquinaria o construcciones a largo plazo y de bajo riesgo

Crédito refaccionario: El crédito refaccionario es un producto financiero especializado para proyectos de muy bajo riesgo que por lo general se otorga a empresas estables y tienen que ver con maquinaria, construcciones y remodelaciones. Su mayor atractivo es que las tasas de interés son fijas y los pagos pueden diferirse hasta a diez años, su mayor desventaja estriba en que son difíciles de conseguir para empresas que no tengan una sólida trayectoria en su nicho.


R= Necesito Impulsar mi empresa agropecuaria, pesquera o forestal

Crédito Habilitación o avío: El crédito avío está diseñado para impulsar la operación y apoyar el capital de trabajo de los sectores agropecuarios, pesqueros o forestales, y por tal razón ofrece facilidades especiales que permiten a este tipo de empresas seguir operando y adquirir insumos de producción para no interrumpir su ciclo de trabajo.  


En Limitum somos tu aliado incondicional cuando se trata de imprimirle a tu negocio el capital que necesita. Creemos que México puede convertirse en un país lleno de empresas pequeñas y medianas competitivas y de calidad, viables a largo plazo y que generen incontables fuentes de empleo, y trabajamos todos los días para alcanzar esa meta.

Volver al blog