Blog

Errores al calcular tu capacidad de endeudamiento

Errores al calcular tu capacidad de endeudamiento

Fecha: 03-10-2018

Recientemente, en el blog de Limitum hablamos de la importancia de conocer tu capacidad de endeudamiento como parte fundamental de tu estrategia de crédito empresarial, porque te permite saber qué tipo de compromisos financieros puedes adquirir sin correr riesgos de morosidad innecesarios.

Como vimos, la fórmula para determinar tu capacidad de endeudamiento es relativamente simple, pero el cálculo puede volverse bastante detallado y complejo, pues necesitas tomar en cuenta tus ingresos anuales y tus gastos globales, junto con el costo del crédito, para encontrar tu coeficiente total.

Hoy hablaremos de los errores más comunes que cometen los emprendedores al momento de calcular este coeficiente, para que tú puedas identificarlos y evitarlos.  ¡Toma nota!

1: No considerar las deudas actuales del negocio

La fórmula para el coeficiente de endeudamiento debe incluir las deudas existentes de la empresa junto con el costo del crédito que aspiras obtener, porque se tata de una cifra que te da información con respecto a si podrás o no cubrir con los pagos de este, considerando el estado actual de tu negocio.

Un error muy común es calcular la capacidad de endeudamiento sin tomar en cuenta los gastos, lo que arroja un coeficiente de endeudamiento mucho más alto del que en realidad existe. Por ejemplo, si quieres solicitar un préstamo empresarial que te cuesta $10,000 mensuales, y tus gastos corrientes son de $15,000, tienes que considerar $25,000 al momento de realizar el cálculo.

2: No tomar en cuenta todos los gastos de tu negocio

Otro de los errores más comunes es el de olvidar incluir todos los tipos de deudas y gastos corrientes que tiene tu negocio al momento de calcular el total de tus compromisos financieros. Evidentemente, estos dependen de cada empresa y por eso no hay una check list definitiva de gastos a considerar, pero la mayoría pueden incluirse en alguna de las categorías siguientes:

  • Préstamos para negocio existentes
  • Saldos en líneas de crédito bancarias o departamentales
  • Pagos a meses o rentas de equipos
  • Gastos administrativos
  • Gastos de operación
  • Impuestos

Todos estos gastos impactan en tu flujo de efectivo y si no los tomas en cuentas, obtendrás un coeficiente de endeudamiento más alto que el que realmente tienes.

3: Interpretar mal el coeficiente de endeudamiento

Muchas personas consideran, erróneamente, que un coeficiente de endeudamiento igual a 1 es positivo, aunque en realidad es un coeficiente peligroso, porque significa que apenas tendrás lo suficiente mes a mes para pagar tu crédito empresarial, y cualquier eventualidad o imprevisto puede causarte problemas financieros.

Normalmente las entidades financieras que otorgan créditos para negocios, consideran entre los requisitos mínimos un coeficiente de endeudamiento que al menos sea superior a 1.15. En algunos casos excepcionales, cuando el pronóstico del negocio es muy bueno y el crédito impactará directamente en el aumento de los ingresos anuales, pueden considerar coeficientes de endeudamiento de 1.10%.

En resumen, un coeficiente de endeudamiento menor a uno es declaradamente negativo y significa que no tienes los ingresos necesarios para afrontar los pagos de un crédito para negocio. Un coeficiente de 1 no es bueno ni malo, pero difícilmente te ayudará a conseguir un préstamo empresarial, y mientras mayor sea a 1, más posibilidades tienes de conseguir un crédito con buenas condiciones.

4: No tener un plan de negocio 

Como parte de tu estrategia al solicitar un crédito para hacer crecer tu negocio, necesitas tener un plan financiero en el que se detalle exactamente en qué vas a usar el monto del préstamo y cómo vas a recuperar esa inversión.

Aunque el ROI de tu préstamo no incide directamente en tu coeficiente de endeudamiento, porque no deja de ser una cifra hipotética, si tienes un plan de inversión sólido y con buen pronóstico es más fácil que obtengas un buen crédito, aunque tu capacidad de endeudamiento actual no sea la más óptima.


En Limitum queremos ayudarte a acceder a créditos empresariales y préstamos para PyMEs con las condiciones más justas y transparentes del mercado. Por eso, te ayudamos a comparar entre decenas de opciones y te asesoramos durante todo el proceso de gestión, sin ningún costo.

Volver al blog