Blog

Fintech y Bitcoin

Fintech y Bitcoin

Fecha: 24-04-2018

Entre las Fintech y las criptomonedas hay una relación especial; ambos han ganado mucha popularidad en los últimos años y no es raro que cada vez más Fintech quieran ofrecer a su público la posibilidad de comprar, vender y hacer transacciones con Bitcoin.

Actualmente, más del 50% de las Fintech trabajan con algún tipo de criptomoneda, o lo tienen contemplado dentro de sus objetivos a corto plazo.

El crecimiento del Bitcoin

El Bitcoin es la criptomoneda más popular que existe. A poco menos de diez años de su creación, su valor ha pasado de los $0 USD al precio actual de casi $9,000 USD. A finales del 2017, alcanzó su precio más alto, llegándose a cotizar en más de $17,000 USD.

Existen otras criptomonedas y, aunque su impacto y su aumento no han sido tan dramáticos, muchas de ellas mantienen un ritmo de crecimiento similar y se han convertido en alternativas importantes al Bitcoin.

La filosofía de inclusividad de las Fintech permitirá, según los expertos, que todo el mundo tenga acceso a las Bitcoins, pero no podemos dejar de tomar en cuenta que se trata de un mercado esencialmente especulativo, por lo que el verdadero reto será ofrecer servicios de asesoría que le permitan a los usuarios tomas decisiones informadas y hacer inversiones con el menor riesgo posible.  

La ley Fintech y el Bitcoin en México

Debido el auge de las criptomonedas y de las Fintech, que surgieron sin estar avaladas por ningún tipo de autoridad bancaria ni gubernamental, muchos países alrededor del mundo han intentado regular ambos mercados. Sin ir más lejos, hoy en día los criptoactivos capitalizan más de 600,000 millones de dólares. Esto es más que el PIB de muchos países de Latinoamérica.

En México, la “Ley Fintech”, aprobada a finales del año pasado (2017), representó el primer esfuerzo por darle un marco legal al universo de las Fintech, los pagos electrónicos, el crowfunding y las criptomonedas como el Bitcoin, entre otros.

Se determinó que las empresas que ofrezcan servicios relacionados con el Bitcoin serán reguladas por el banco de México, lo que meramente significa una autorización para operar, y en ningún momento el respaldo económico de la criptomoneda.

Aunque gozan de gran confianza entre los usuarios, el Bitcoin no deja de ser un activo digital especulativo, y seguirán siendo las Fintech quienes deben avisar de los riesgos de volatilidad e irreversibilidad a los usuarios que decidan integrarlas en su economía.

Blockchain y Fintech

Independientemente del Bitcoin como activo, la tecnología que se encuentra detrás de la criptomoneda, el Blockchain (o cadena de bloques) tiene mucho qué ofrecerle a las Fintech.

Por su naturaleza, el Blockchain es inviolable y no es posible modificar o hackear un registro. Esto se debe a que se trata de un sistema de contabilidad compartida que no se aloja en un solo servidor, sino en miles que operan de forma independiente, por lo cual, para cambiar un registro, sería necesario hackear todos los equipos que lo comparten.

Esto permite que las operaciones realizadas en un entorno Blockchain sean completamente transparentes y no puedan duplicarse, o sea, que el sistema no puede ser engañado. El sistema de contabilidad pública garantiza la confianza y el anonimato de los usuarios, e implica costos administrativos mínimos cuando se le compara con los mecanismos de seguridad cibernética de los bancos.

La tecnología Blockchain que se utiliza para activos distintos a la criptomoneda se denomina “cadenas laterales”, pero es básicamente lo mismo.


Es claro que las Bitcoin y las Fintech son cosas diferentes, pero cada día más Fintech las integran a su operación, pues comprenden que, de una manera u otra, en poco tiempo las criptomonedas cambiarán drásticamente nuestro paradigma económico.


Volver al blog