Blog

Fuentes de financiamiento para tu emprendimiento

Fuentes de financiamiento para tu emprendimiento

Fecha: 22-05-2018

Emprender en México es difícil. Aunque tengas la mejor idea de negocio y una propuesta de valor infalible, conseguir los recursos que necesitas para echar a andar tu empresa puede volverse una tarea titánica.

Por regla general, los emprendimientos de cualquier tipo casi siempre están monopolizados por quienes tienen acceso inmediato a su propio capital de inversión, y es muy complicado para el resto de las personas acceder a productos financieros económicos y justos que les permitan arrancar un negocio.

Entre las preocupaciones económicas del gobierno, se encuentra el hecho de promover que las instituciones bancarias faciliten el acceso al crédito para los emprendedores, sin embargo, los resultados no han sido los ideales y otras alternativas financieras se están perfilando como las mejores opciones para que un emprendimiento se capitalice.

Hoy revisaremos las principales fuentes de financiamiento disponibles y las ventajas y desventajas de cada una.  

Préstamo bancario

El préstamo bancario puede ser una buena alternativa para obtener un crédito hipotecario para PyMEs o para inyectar flujo de efectivo a negocios que ya llevan más de dos años operando, ya que en ambos panoramas se cuenta con algún tipo de garantía que ofrecerle a la institución. Sin embargo, los créditos bancarios para negocios nuevos que no tienen antigüedad ni un inmueble propio, se caracterizan por ser carísimos y por tardar demasiado tiempo en resolverse.

Financiamiento gubernamental y concursos

El gobierno y las diferentes entidades pueden proporcionar a través del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) apoyos a fondo perdido para la creación de pequeñas y medianas empresas que ayuden a impulsar la educación, la salud, la innovación o la cultura, entre otras fuentes de bienestar social.  

Son una excelente alternativa si tu proyecto se puede vincular con algún tema de bienestar (innovación en tecnología médica, alimentos saludables, fuentes de empleo en zonas rurales, etc) pues, si demuestras que has usado la inversión en el negocio, ni siquiera tienes que devolverla. La desventaja estriba es que el papeleo burocrático es muy complejo, ya que tienes que demostrar la viabilidad de la idea.

Triple “F”

Del inglés Friend, family and fools (amigos, familia y tontos), se refiere al financiamiento que hemos conseguido en nuestro entorno social más próximo. Tiene la ventaja de que no tiende a generar intereses, pero la enorme desventaja de que la cantidad que puedes obtener y las opciones de pago no suelen ser muchas, y las enemistades que puedes granjearte al no tener un panorama perfectamente claro de inversión y pagos, sí.

Capital de riesgo y capital privado

Tanto el capital de riesgo como el capital privado provienen de inversionistas particulares o entidades especializadas que realizan “préstamos” a cambio de participaciones o acciones de la empresa. La diferencia es que el capital de riesgo se enfoca a empresas nuevas con alto potencial de crecimiento, y el capital privado se inyecta a empresas que ya han demostrado su viabilidad para que puedan expandirse aún más.

Crowfunding e incubadoras

El crowfunding es un modelo de préstamo entre particulares diseñado para que un proyecto, idea o negocio pueda concretarse a partir de varios donativos o préstamos. El crowfunding puede ser financiero o no financiero, dependiendo de los fines de lucro del emprendimiento.

Por su parte, las incubadoras son entidades que brindan asesoría y apoyo en temas de financiamiento, logística y plan de negocios a los emprendedores, para que tengan más oportunidades de tener éxito.

Sofomes, leasing, arrendamiento financiero y factoraje

Las sofomes o Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOM) son asociaciones privadas que ofrecen créditos y servicios financieros como el arrendamiento financiero y el factoraje. Por lo general cada sofome se especializa en uno o dos tipos de productos financieros, por lo que son buenas alternativas para adquirir maquinaria y obtener capital para la operación para quienes no tienen acceso a la banca tradicional. Están reguladas por la Condusef y sus costos de financiamiento son accesibles.


Como puedes ver, si tienes una buena idea de negocio, también tienes muchas alternativas para fondearla y echar a andar tu proyecto. Infórmate, compara y aprovecha herramientas gratuitas como Limitum para tomar la mejor decisión.


Volver al blog