Blog

Por qué no es buena idea utilizar préstamos personales para financiar tu emprendimiento

Por qué no es buena idea utilizar préstamos personales para financiar tu emprendimiento

Fecha: 10-10-2018

Hay cosas que no deben mezclase nunca. Por ejemplo, las finanzas personales con las finanzas de tu negocio. Aunque te encargues directamente de ambas, es importante que tengas claro que el financiamiento empresarial nunca debe salir de un crédito personal, del mismo modo que sería una pésima idea gastar un préstamo para negocio en cuestiones personales.

Desgraciadamente, como hay algunos préstamos personales que aparentemente son más rápidos y fáciles de obtener que los créditos a empresas, muchas personas se van con la finta y terminan usando el típico préstamo a corto plazo para imprimirle liquidez a su emprendimiento o a su negocio. El problema es que este tipo de préstamos no están pensados para las necesidades del financiamiento empresarial y a la larga siempre son demasiado caros y riesgosos.

Veamos cinco razones de peso para evitar mezclar finanzas personales y empresariales, sobre todo en lo que se refiere a créditos:

1.- Es difícil que consigas la cantidad que necesitas 

Normalmente, los préstamos a negocios son más elevados en cantidad y más económicos que los préstamos personales. Si recurres a financiamiento personal, te darás cuenta de que quizá tienes que pedir más de un crédito exprés para cubrir la suma que estás requiriendo.

Esto puede llevarte a un círculo vicioso en el que excedes tu capacidad de endeudamiento. Lo mejor que puedes hacer buscar un crédito empresarial especializado o uno que te brinde desde el principio el capital total que necesitas, y con plazos de paga congruentes con tus necesidades.

2.- Los intereses son más elevados 

Los créditos personales rápidos, pre aprobados, “sin buró de crédito y “sin aval”, son los productos financieros más caros e imprácticos que existen. Están diseñados para ser solicitados en caso de gran necesidad o franca irreflexión, por eso jamás constituirán buenos tipos de financiamiento empresarial.

3.- Puedes afectar tu historial crediticio personal

La mejor forma de poner en riesgo tu historial crediticio, es aceptando o solicitando un crédito personal exprés, independientemente de para qué lo utilices. Tener problemas con el buró de crédito es algo que también puede cerrarte las puertas de buenos créditos empresariales a futuro, porque al final del día el negocio está a tu nombre. No te arriesgues.

4.- Puedes perder tus bienes personales

Endeudarte a nivel personal para inyectarle liquidez a tu negocio es peligroso porque te pone en riesgo de perder bienes que incluyen los activos de la empresa y tu patrimonio. En cambio, los créditos a negocio son más flexibles con las reestructuraciones y manejan avales que no amenazan tus bienes personales.  

5.- Hay alternativas especiales para requerimientos de negocios y emprendimientos

Por mucho que un solicitar crédito personal o aceptar uno que ya te pre probaron en el banco parezca una buena idea para salir del apuro con tu negocio, no lo es. Nunca lo es. El entorno financiero hoy en día ofrece opciones de préstamos a empresas mucho más justos y adaptados a las necesidades del mercado. Con intereses más bajos y plazos más flexibles.

En Limitum te ayudamos y te asesoramos a lo largo de todo el camino de buscar, comparar y gestionar el crédito que tu negocio necesita. Lo hacemos de manera completamente gratuita y transparente, permitiendo que accedas a financiamientos justos y económicos.

Acércate a nosotros hoy y descubre todo lo que el crédito correcto puede hacer por tu negocio.

Volver al blog