Blog

Señales de alarma de fraude cuando te ofrecen un crédito

Señales de alarma de fraude cuando te ofrecen un crédito

Fecha: 19-09-2018

El entorno crediticio en nuestro país ha experimentado considerables mejorías en las últimas décadas. Mientras que antes conseguir un préstamo personal o un crédito empresarial era verdaderamente complicado y se requerían trámites burocráticos infinitos, hoy en día existen decenas de alternativas accesibles, que solicitan muchos menos requisitos y que además pueden gestionarse mediante plataformas digitales que facilitan mucho todo el proceso. 

Pero no todo es color de rosa, los fraudes por Internet relacionados con el crédito han existido casi desde el inicio mismo de la web, y han evolucionado hasta convertirse en engaños bastante sofisticados y hasta cierto punto creíbles que hoy en día afectan a miles de personas alrededor del mundo.

Existen formas reguladas y seguras de conseguir un crédito para tu empresa, y con algo de sentido común es fácil distinguirlas de los intentos de fraude. Mantente atento a estas señales para que no te vean la cara.

1.- Contacto no solicitado

Si bien algunos bancos ofrecen préstamos a sus usuarios con buen historial crediticio, realmente el contacto “en frío” no es un método nada común entre los prestamistas para conseguir prospectos, por la simple y sencilla razón de que es mucha más la demanda de préstamos que la oferta. 

Si cualquier “entidad crediticia” o “prestamista” con quien no habías tenido ningún contacto previo se pone en contacto contigo por vía telefónica, por correo o por mensajería para ofrecerte un supuesto crédito pre aprobado, puedes estar casi seguro de que se trata de una estafa que busca robarte tu dinero o tus datos personales.

2.- Publicidad no tradicional

Las entidades de crédito para negocios, dígase bancos o inversionistas privados, normalmente no se publicitan en redes sociales, mensajería instantánea ni volantes. Por la misma razón de que no necesitan atraer clientes de manera masiva. Si notas algún tipo de publicidad que ofrece créditos para empresas pero que se parece más al tipo de anuncios que utilizan las casas de empeño o los préstamos personales a corto plazo, es muy posible que se trate de un engaño. 

3.- Solicitudes de “apartado”

No existe absolutamente ningún motivo por el cual tengan que pedirte dinero para gestionar un crédito empresarial o para “apartártelo”. Las entidades financieras solicitan una serie de requisitos previos precisamente para determinar si un candidato es elegible o no antes de iniciar con procesos de comprobación que puedan generar algún costo. Además, dichos costos normalmente se absorben dentro de la tasa de interés del crédito.

La inmensa mayoría de las estafas de crédito por internet tienen como finalidad que los usuarios desembolsen alguna pequeña cantidad a raíz de la promesa de que eso les asegurará un crédito y, evidentemente, en cuanto la consiguen, simplemente se esfuman. 

Algunos brokers de crédito cobran por adelantado por el servicio de gestión, pero dejan claro que se trata de honorarios y no de montos que aseguren la autorización del préstamo. De cualquier forma, lo mejor es trabajar con un broker que reciba su comisión del banco. En Limitum, por ejemplo, te ayudamos a gestionar tu crédito empresarial de manera completamente transparente y gratuita

4.- No existe una dirección física

Incluso las plataformas de crédito que operan exclusivamente a través de Internet deben de contar con una dirección fiscal registrada.  En el caso de las entidades de crédito serias, lo normal es que esta dirección física corresponda a una oficina formal y bien establecida, sino es que a un corporativo completo.

Los estafadores por internet no cuentan con una dirección física comprobable porque no son empresas establecidas. Algunas veces utilizan direcciones “fantasma”, pero siempre puede verificarse su autenticidad visitando la locación.

Otra señal de alarma es que una empresa con dirección física en Monterrey, por ejemplo, te ofrezca un crédito si tú vives en Yucatán. Es el tipo de estrategias que usan los estafadores para complicar la validación de su dirección.

5.- Direcciones de correo genéricas

Absolutamente ninguna institución crediticia seria utiliza correos como tucrédito@gmail.com, o prestamoinmediato@yahoo. Todas las empresas o instituciones de esta clase tienen su propio dominio. Así que siempre que recibas un correo sospechoso indicándote que tienes un préstamo prea probado o algo por el estilo, verifica que la dirección de correo del remitente efectivamente tenga el dominio del prestamista que dice ser.

Si se trata de una dirección de dominio, pero aún así tienes dudas, siempre puedes llamar al corporativo para confirmar la autenticidad de la información.

6.- Aprobación garantizada o pre aprobación

Los bancos a veces ofrecen créditos pre aprobados a sus clientes que han demostrado tener un buen manejo del crédito. Pero suelen ser cantidades moderadas y es mucho más común que se trate de créditos personales que empresariales. No es normal que un banco con el que no tienes contacto te “pre apruebe nada” y mucho menos existen los “créditos garantizados” mediante un adelanto o monto por apartado.

Que te hagan promesas que suenan demasiado bien, que te aseguren algo o que te insistan en que, aunque no tengas un buen historial crediticio puedes acceder a un préstamo, son señales de alerta ante un posible fraude.

7.- Técnicas de venta

Normalmente, un crédito es algo que tú le solicitas a un prestamista y no algo que un prestamista te viene a vender a ti, especialmente cuando se trata de préstamos empresariales, que suelen implicar montos más delicados. Un prestamista no tiene ninguna necesidad de presionarte para que apliques un crédito o para que aproveches una “oportunidad” de tiempo limitado.

En el momento que sientas que quieren venderte algo o presionarte para que tomes una decisión, puedes decidir, con bastante seguridad, que se trata de una estafa.


En Limitum queremos fomentar una cultura saludable y transparente del crédito empresarial. Por eso, sin importar que seas un emprendedor que quiere arrancar con su empresa, que tengas una PyME que quieres hacer crecer o que necesites un crédito de cualquier tipo para tu negocio, nosotros te ayudamos a comparar entre decenas de opciones avaladas y seguras para que elijas la mejor para ti.

También te apoyamos a lo largo de toda la gestión y lo mejor de todo es que lo hacemos de forma transparente y sin costo.


Volver al blog